Disfruta cada cosa que hagas.

1390 Vistas
27 Nov 2016

Hacer las cosas con gusto te ayuda a que sean más fáciles y a que las hagas mejor, disfruta lo que haces en cada momento.

Durante gran parte de mi vida me he dedicado a hacer ejercicio, pero era del tipo de persona que va al gimnasio y utiliza el aparato que está desocupado, que se mueve  pero no se reta, que dedica un tiempo cada mañana pero que no tiene un entrenamiento definido. Hace un par de años mi esposa me animó a correr, la verdad yo no disfrutaba correr y con el pretexto de que las bandas siempre están llenas prefería hacer uso de la elíptica. El punto es que empecé a correr  y era incómodo para mí. Pronto se estableció la meta: correr un medio maratón en 6 meses y  empecé con un programa de entrenamiento que seguíamos varios miembros del club y así poco a poco fui  gozando lo que hacía, uno de los momentos más felices de mi vida fue cuando cruce la meta del medio maratón.

disfruta-lo-que-haces

Una de mis hijas decidió correr 5 kilómetros y lo hicimos juntos mi esposa, mi hija  y yo.  A mi hija le gusta nadar, de hecho nada mucho ya que es una nadadora de aguas abiertas y nada bastante rápido y bien, pero correr no le gusta, no respira bien y se cansa, no deja de sentirse incómoda mientras lo hace. El punto es que  mi esposa la acompañó y yo corrí a mi ritmo, hubo un momento de la carrera en el que coincidimos yo corría de regreso a la meta y ellas estaban en el punto de hidratación, la saludé y le comentó a su mamá, claro él está feliz porque le gusta correr. Acabando la carrera nos fuimos a desayunar y lo comentamos, es cierto, hoy en día disfruto correr, de hecho lo que más me gustan son las carreras, me gusta poder correr libremente en las calles de la Ciudad de México y las rutas de Paseo de la Reforma son las rutas que más gozo. Tengo incomodidad, claro que sí, previo a la carrera hay que entrenar duro, hay que levantarse temprano, hay que ser constante. A la hora de la carrera siempre busco ser mejor que en mi carrera anterior y me enfoco en la meta, no en lo que falta y cada que cruzo una meta me siento feliz, agradezco estar sano, poder hacerlo y me felicito por mi logro, en resumen lo disfruto.

Cuando las metas son difíciles de  lograr el cumplirlas es un gran reto. Disfruta el momento en que logras tu meta y felicítate por  lo logrado.

El hecho es que en cada actividad que realicemos, siempre hay momentos que son  fáciles  pero también hay instantes muy complicados y normalmente le damos más peso a lo que no nos gusta y esto hace que  veamos las cosas de manera negativa. Hay que aprender a ver la meta para entender que en el camino a la meta hay  que vivir diferentes momentos, pero mientras logremos alcanzar el objetivo todo tiene sentido. Si ves el final del camino, podrás concentrarte en llegar ahí y no sufrirás por lo que sucede en el trayecto.

Veamos un ejemplo en ventas, imaginemos que te gusta mucho la interacción con los clientes y eres muy bueno para logra cierres de ventas, pero cuando tienes que resolver una queja de un cliente actual te pones de muy mal humor, consideras que  por culpa de terceros debes atender a un cliente molesto, que si no le resuelves su problema es probable que pierdas la venta que ya realizaste y te quita tiempo para buscar nuevas ventas. Por supuesto cada que tengas un problema de este tipo no lo vas a gozar, vas a estar de mal humor y es probable que tu actitud empeore las cosas en lugar de mejorarlas. Si cambias el foco y entiendes que es imposible que todo salga perfecto y que siempre habrá clientes con alguna queja, pero que el poder resolver de manera adecuada la queja te ayudará a tener una mejor interacción con tu cliente y te van a ver no como un simple vendedor sino como un socio de negocios preocupado por el bienestar de sus clientes. Es probable que con esta buena actitud resuelvas rápido  el  problema. Al final del día cada cliente al que le vendiste potencialmente podría quejarse y es parte de la interacción entre empresa y cliente, aprender a resolverlo te hará un mejor vendedor y es probable que te sigan comprando y recomendando, lo que te acerca a tu meta de ventas.

Tu vida consta de muchos roles que te toca jugar, pareja, madre de familia, hijo, hermana, empleado, cliente, vendedor, estudiante, etc. Cada persona  tiene diferentes  facetas, pero lo que debes de tener en cuenta es que debes de disfrutar lo que hagas, hay momentos de incomodidad pero si logras disfrutar lo que te toca vivir, si tienes tus ojos puestos en tu meta, tendrás una vida más plena, serás más feliz y lo más importante, los que te rodean lo van a notar.

Cuando disfrutas lo que haces, se nota y eso  te pone en una posición de ventaja. Logra tus metas con la alegría de tener la oportunidad de hacerlo.

 

 

 

 

 

 

 

1391 Vistas 3 Vistas hoy

También Puede Ser de Tu Interes...

  • Triunfar es una elección. Triunfar es una elección. Cuando las cosas salen mal, siempre se buscan mil pretextos, cuando las cosas salen bien no se requiere explicación, triunfar es […]
  • Nunca te des por vencido. Nunca te des por vencido. Todos podemos cometer errores, pero reponernos de los mismos y concentrarnos en nuestro objetivo nos ayudará a lograr el […]
  • Ten diferentes alternativas para vender Ten diferentes alternativas para vender Reza el dicho “si el plan A no funciona el abecedario tiene otras 25 letras” Normalmente cuando estamos en ventas tenemos un […]
  • Perseverar es la llave del éxito Perseverar es la llave del éxito Lo más difícil después de recibir un no por parte del cliente o prospecto es tomar la decisión de volver a buscarlo e intentar […]