Inclusión

259 Vistas
13 Ene 2019

Muchas personas pasan su vida entera sin convivir con personas que tengan alguna discapacidad, tratar y de preferencia trabajar con estas personas, te enseñará que la voluntad por salir adelante esta por encima de los dones naturales que tengamos.

Tuve la oportunidad de ver la película española Somos Campeones en donde un entrenador de un equipo profesional de basketball se ve en la necesidad de entrenar a un grupo de jugadores con diferentes discapacidades. La película es muy divertida pero es una ventana a ver el desconocimiento de el trato, capacidad y posibilidad de desarrollo de las  personas que nacieron con una discapacidad o sufrieron algún evento en su vida que las afectó.

Yo tengo una discapacidad auditiva, desafortunadamente a los 6 años tuve un accidente en el cual perdí la audición del oído derecho casi por completo, no tengo tridimensionalidad en los sonidos (es decir no sé de donde vienen los sonidos) y cuando me hablan del lado derecho o estoy en un lugar con mucho ruido no logro escuchar  o escucho pero no entiendo lo que se me dice. Me cuesta mucho trabajo entender la letra de una canción ya que la música me tapa lo que están diciendo, mi familia dice que compongo las canciones (en realidad las descompongo) pero canto lo que entiendo. Hace algunos años mi problema se agravó porque tuve pérdida de audición del oído izquierdo y llegó un momento en que no escuchaba nada, requería de aparatos auditivos para entender lo que me decían y en reuniones de un micrófono especial para poder escuchar. Afortunadamente he recuperado la audición del lado izquierdo pero entiendo claramente lo que es vivir con una limitación, sin que esto, en mi caso particular, me haya afectado en mi trabajo, relaciones personales, estilo de vida, etc. Simplemente me acepto como soy, le digo a las personas lo que tengo (sobre todo a  las que se sientan mi derecha o me hablan del lado que no escucho) y nunca me he sentido mal por este problema.

Las personas con discapacidad no tienen lástima de lo que les pasa, comprenden su discapacidad, la aceptan, aprenden a vivir con ella y tratan de llevar una vida normal en la medida de lo posible. Trátalas con naturalidad, es lo que esperan y es lo que se merecen.

Las personas que tienen una discapacidad no ven su problema como el peor que pudieran tener, por ejemplo mi cuñado es ciego, no nació ciego pero una enfermedad congénita hizo que perdiera ambos ojos. Cuando tuve el problema de baja audición en ambos oídos me decía, yo creo que lo peor que te puede pasar es quedarte sordo, cabe mencionar que él es músico, vive de su oído. Por ello uno debe tratar a las personas con discapacidad de manera natural, preguntar si uno no sabe, por ejemplo cuando conocí a mi cuñado él necesitaba ir al baño, la otra persona que nos acompañaba ese día era mi esposa, por lo que me pidió de favor que si lo llevaba al baño, le dije que si, pero en verdad no sabía que hacer. Simplemente le pregunté ¿Qué debo hacer? Él me explico, camina delante de mi, yo te tomare del hombro y voy a sentir tus movimientos, si subes una escalera, por ejemplo. Llegamos al baño, entré y le dije ¿Y ahora qué? Sonriendo me dijo, ponme enfrente del baño, no te apures, estoy ciego, no manco, yo me encargo. Otra característica de las personas con discapacidad y que aceptan lo que tienen es que aprenden a reírse de sí mismos.

La empresa para la que trabajo es una empresa incluyente, entre su personal hay personas con diferentes discapacidades. En el call center trabajan personas que requieren una silla de ruedas para movilizarse, por supuesto todas las instalaciones de la empresa en donde laboran estas personas están adecuadas para que puedan transitar libremente por las instalaciones. Hay personas con síndrome de down que laboran en el archivo, hay una persona invidente en telefonía. La realidad es que desafortunadamente, por lo menos en México, hay muchas empresas que aun no apoyan a la contratación de personal con alguna discapacidad, pero en mi experiencia es personal que aprovecha al máximo la oportunidad que se le brinda, les hace mucho bien el trabajo al poder generar ingresos por su cuenta y sentir independencia y ayuda a las familias a ver que todo el esfuerzo realizado es premiado con una vida normal.

También he tenido la oportunidad de colaborar con la Fundación Paralife que se dedica a buscar la inclusión de personal con discapacidad en las empresas, aquí dejo la liga de su página, http://www.fundacionparalife.org.mx/  si crees que en tu empresa hay una oportunidad para una persona con discapacidad, o bien en tu familia hay alguien que tiene una discapacidad pero puede trabajar,  no dudes en contactarlos y ellos apoyarán en ambos casos.

La película me dejó un gran mensaje,  las personas con discapacidad requieren más tiempo y dedicación para desarrollar ciertas habilidades, pero si se lo proponen, pueden lograr vencer grandes retos. Estas personas son también muy solidarias con los demás, sobre todo entre ellos mismos.

Permítete acercarte a personas que tenga alguna discapacidad, conócelos, te darás cuenta de que la vida es mucho más sencilla de lo que te imaginas y de que tienes muchos motivos para agradecer por  tu salud.

 

 

260 Vistas 1 Vistas hoy

También Puede Ser de Tu Interes...

  • Navidad y año nuevo.Navidad y año nuevo. Al cierre de año, quedan las lecciones de lo que hicimos bien y nos ayudó a crecer y aquello que podemos mejorar, analiza […]
  • El poder de la disciplina.El poder de la disciplina. La mejor forma de cumplir tus metas es disciplinarte y seguir paso a paso lo que debes hacer hasta lograr tu objetivo. Cuando […]
  • Mantente creciendo día a díaMantente creciendo día a día La posibilidad de irte transformando en una mejor versión de ti mismo está a tu alcance, cada día haz algo que te haga un poco […]
  • La trascendencia de las decisiones.La trascendencia de las decisiones. Antes de tomar una decisión importante hay que sopesar a detalle las opciones que se tienen y tomar la mejor. Hay decisiones […]