Suerte

94 Vistas
05 May 2019

Lo bueno y lo malo que te pasa es consecuencia directa de las decisiones que tomas día con día. La buena suerte la atraes tomando las mejores alternativas.

Responsabilizarte al 100% de lo que te pasa y los resultados que presentas es complicado. Hay que tener un alto sentido de responsabilidad para hacerlo, muchas personas se escudan en su buena o mala fortuna para entender porque les va como les va. Lo increíble es que incluso cuándo les va extraordinariamente bien siguen achacándolo a su buena estrella y no a su esfuerzo diario.

Cuando nos hacemos responsables de lo que nos sucede, pasa algo maravilloso ya que en ese preciso instante tomamos el control de nuestra vida. Por supuesto es más fácil darle el control a algo externo que no depende de nosotros, pero cuando sabes que el resultado es tuyo y de nadie ni nada más tendrás la certeza de que puedes escribir las historias que estés dispuesto a narrar, siempre y cuando estés dispuesto a pagar el precio.

Tus resultados los generas con los pequeños hábitos que repites día con día. Mejora lo que haces a diario y obtén un extraordinario resultado a mediano y largo plazo.

Para muchas personas la suerte se puede vincular como causalidad, es decir cuando decides tomar una decisión y con base en ella logras muy buenos resultados. Otro ejemplo es cuando conoces a una persona que te ayuda a impulsar tu negocio y éste crece como consecuencia de esa interacción o bien cuando llega a ti una oportunidad que pudiera parecerte inesperada pero que es totalmente pensada por parte de la persona que te brinda la oportunidad. Nada es suerte, es aprovechar lo que sucede y hacer que esa interacción se vuelva algo importante.

Conforme te vas volviendo consciente de que tu eres el único responsable en tu vida y en los resultados que generas si bien eres responsable al tener que estar al tanto de tomar las mejores decisiones, por otro lado sabes que eres capaz con base en tu trabajo, esfuerzo, talento y fortaleza de lograr grandes logros y que los mismos serán consecuencia de tu voluntad por hacer más que los demás.

No hay casualidades en la vida, todo lo bueno que te pasa lo fuiste sembrando y llega el día que lo vas a cosechar. Busca rodearte de personas que te ayuden a acrecer día con día, de hecho de preferencia busca vincularte con personas que te exijan demasiado, esas son las personas que te van a hacer crecer. Da lo mejor de ti en tu trabajo, con tu familia, en tus relaciones sociales y vas a ver como tu mundo se transforma positivamente y lo más maravilloso es que el control del resultado es tuyo.

Da lo mejor de ti, interactúa con persona que te hagan crecer, toma riesgos y el resultado es totalmente tuyo, haz que sea extraordinario.

 

95 Vistas 1 Vistas hoy

También Puede Ser de Tu Interes...