Vivamos

5 Vistas
01 Nov 2021

El precio de vivir es que llegará inevitablemente el momento de morir. No temer a la muerte sino entenderla como un paso que todos debemos dar nos permite vivir a plenitud.

Hoy 2 de noviembre festejamos en México el día de muertos. Es una tradición en donde recordamos a nuestros parientes, amigos, compañeros de trabajo por medio de un altar en donde ponemos comida y bebida que les gustaban acompañada de papel picado, flor de cempasúchil, pan de muerto, calaveritas de azúcar y dependiendo de la región de México donde pongan el altar los elementos pueden variar.

Pero debido al natural miedo a lo desconocido muchas personas temen a la muerte, el no saber qué es lo que pasará en realidad una vez que uno deje de vivir suele ser algo que espanta a muchas personas. Las religiones nos dan desde su perspectiva el destino que tendremos una vez que dejemos este plano, pero eso no quita el temor a qué es lo que va a pasar en realidad.

En lugar de preocuparte por lo que va a pasar cuando mueras, goza tu vida.

Yo te invito a que logres establecer tu propia definición de lo que es vivir a plenitud la vida. Y debe ser tu definición ya que cada quien sabrá lo que lo motiva a seguir adelante y le inyecta esa emoción positiva que uno siente cuando estamos haciendo las cosas que nos gustan.  Tu propia definición incluso va a ir cambiando con el paso de los años, lo que es importante a los 20 puede que no sea tan relevante cuando tengas 30 y así irá pasando conforme avances en la vida.

En esa definición busca tener un equilibrio. Debes ver por ti, las cosas que te hacen feliz, pero también debes de incluir a tu familia en la ecuación. Por supuesto el trabajo que desarrollamos y donde invertimos muchas horas de nuestra vida debe ser un elemento importante. Dejar huella positiva en nuestro entorno es algo que para algunos puede tener mucho sentido, si es tu caso inclúyelo. En fin rétate a dibujar una vida ideal, modélalo de la mejor manera y lucha por vivirlo.

Al final de nuestros días lo que se va a quedar de nosotros son nuestros momentos y nuestras obras. Las risas que compartimos con los amigos, lo momentos más difíciles que pasaron nuestros seres queridos y como fueron más fáciles al vivirlos juntos. Aquello que hayas hecho para tocar la vida de otras personas. Si eres emprendedor el negocio que hayas forjado. Si eres artista las obras que hayas creado. Tu vida es eso y eso te hace único en la medida en que vayas dejando destellos de tu presencia en cada entorno en el que te desarrolles estarás viviendo a plenitud y desde mi perspectiva para eso vinimos a este mundo.

La mejor manera de honrar a los que ya no están es viviendo a plenitud y recordándolos en sus mejores momentos en vida.