El valor de las palabras.

2350 Vistas
16 Jul 2015

Una vez que las palabras salen de tu boca, no hay manera de callarlas, piensa muy bien lo que vas a decir, en donde lo vas a decir y a quien se lo vas a decir.

El poder de las palabras es enorme, pueden lograr grandes reconciliaciones o bien iniciar una guerra, pueden inclinar un debate hacia uno u otro lado, pueden encumbrar o hundir a quien las dice, pueden enamorar o generar odio, pueden pasar desapercibidas o marcar la vida de alguien, el hecho es que las palabras son poderosas y valiosas, por ello debe uno pensar muy bien lo que saldrá por la boca.

hablar

Hay profesiones en donde las palabras que se dicen son muy importantes, tal vez las 2 más notorias son la política y la abogacía. Un político debe tener muy bien armado su discurso, transmitirlo con claridad, tratar de centrarse en lo que quiere que las personas que lo escuchan asimilen de sus ideas y definirse para que los votantes sepan que al votar por él estará defendiendo ciertas posiciones. En el caso de los abogados por medio de las palabras escritas u orales, deberán de guiar un argumento, contrato o juicio hacia el lado que ellos representan, para ello deberán poner mucha atención en lo que dicen y en lo que argumenta la contraparte.

 Hay profesiones donde el éxito se basa en el uso de las palabras, analiza muy bien lo que haces y la importancia de lo que dices.

Otra de las profesiones donde las palabras son sumamente importantes son las ventas, un vendedor deberá argumentar a favor de su compañía, su producto o servicio y contra argumentar con respecto a las objeciones del cliente, ventajas de la competencia y problemas de su industria. La mejor manera de poder usar las palabras de manera adecuada es preparándonos, teniendo información confiable, conociendo los puntos fuertes y débiles de nuestro producto o servicio, así como los de la competencia. Un cliente notará perfectamente cuando un vendedor tiene pleno conocimiento de lo que esta vendiendo y le dará la confianza para convertirlo en su proveedor.

Tus herramientas de ventas te ayudarán a tener materiales que te puedan apoyar en el momento de darle peso a lo que dices, si haces una aseveración con respecto a tu producto el cliente entenderá que es difícil que hables mal de tu producto o servicio, pero si tienes a la mano una recomendación de un cliente satisfecho, estudios realizados por un tercero con respecto a tu producto y los de la competencia, un artículo escrito por una revista especializada informando que tu producto es el mejor del mercado, serán argumentos de peso a tus palabras, por ello por más buen orador que seas, deberás tener a la mano material de apoyo que avale lo que dices.

Deberás de seguir estudiando los cambios en la ley que afecten tu producto o servicio, los cambios en tus productos, las modificaciones que llevan a cabo las empresas que compiten contigo, los cambios que se den en tu entorno de negocios, la llegada de nuevos actores, productos que indirectamente podrían competir con el tuyo, en fin, no descansar pensando que eres bueno para argumentar y con base en ello lograrás cerrar las ventas, siempre hay que seguir informándonos.

 Usa bien las palabras, convence con argumentos de peso y logra que tu cliente este convencido de que tomó la mejor decisión.

 

 

2351 Vistas 1 Vistas hoy

También Puede Ser de Tu Interes...