Las ofertas deben tener un principio y un fin.

1656 Vistas
16 Jul 2017

Cuando vas a promocionar algo deberás anunciar claramente de que se trata y poner una fecha límite para comprar.

Cuando te dedicas a vender, lo ideal es que tu producto o servicio tenga un precio definido, que el mercado sepa que el precio es fijo y que sea clara la política de descuentos, los mismos podrán estar definidos por el monto que nos compra un cliente, por la rapidez o lentitud con que nos paguen, por la distribución que se deba llevar a cabo para la entrega, entre otras variables. Cuando la empresa tiene una política clara de precios la competencia entre vendedores es por el servicio que se brinda al cliente y no hay una lucha por buscar tener ventajas diferentes a las que tienen otros vendedores que lo único que hacen es canibalizar la  competencia interna y bajar el precio de algo que debió venderse a un precio mayor.

Si va a haber algún tipo de promoción por parte de la empresa se debe platicar previamente con el área de ventas, dejar claro lo que se quiere comunicar y ver que los materiales que se van a producir para comunicar la promoción sean claros y no dejen lugar a dudas. Una promoción no siempre tiene que ver con un descuento que es lo más común, puede ser una promoción de ofrecer el pago a meses sin intereses con cierta tarjeta de crédito, más cantidad de producto por el mismo precio, un crédito para compras futuras entre muchas otras opciones que variarán de acuerdo al producto o servicio que se está comercializando.

El descuento es solo una opción frente a las promociones que se pueden ofrecer a los clientes, sé creativo y busca opciones para tus clientes.

Cuando una promoción se vuelve eterna deja de ser una promoción y pasa a ser el precio tradicional del bien a adquirir, por ejemplo si una tienda siempre tiene las camisas al 2 por 1, el comprador sabe que el precio normal de las camisas es al 50% de su precio siempre y cuando compren por pares, si  tras 5 años de tener  esa promoción de pronto la  tienda decide manejar sus prendas a precio normal el consumidor va a percibir que están aumentando el precio, por ello  las promociones deben de tener una  fecha de término.

Si vas a lanzar una promoción debes de cumplir las fechas que estableces, por ejemplo si la  compra debe efectuarse en el mes de Julio no debes aplicar la promoción a clientes que  compren en agosto, aunque hayan empezado a negociar la compra en julio, ya que  los clientes que se apresuraron para  hacer efectivo su descuento en julio van a sentirse engañados y en la siguiente promoción van a buscar alargar el tiempo de adquisición ya que sabrán que lo pueden hacer. Debes aprender a cumplir con los lineamientos que hayas establecido para tu oferta y con base en ello podrás ver el incremento en ventas en el periodo que estableciste para la promoción.

Otra forma de comercializar es con base en un cambio de precio. Esta la podríamos llamar la oferta al revés ya que no das un descuento, tu empresa ha notado que puede o debe (depende de las circunstancias) aumentar el precio de los bienes o servicios que comercializa por lo que informas a tus clientes y les das la fecha en que cambiarás el precio y establecerás claramente si habrá un periodo de tiempo en el que se respeten las cotizaciones entregadas con antelación al cambio de precio. Deberás dejarlo todo muy claro y cumplir con el cambio de precio. Este tipo de cambios de precio también ayudan a generar buenas ventas donde el cliente actual trata de mantener el precio y apresura su compra.

Cuando vayas a subir los precios, comunica la fecha en que lo harás y cumple con  lo establecido en tu comunicado.

 

 

 

 

1657 Vistas 2 Vistas hoy

También Puede Ser de Tu Interes...