Actitud

105 Vistas
18 May 2020

A todos los seres humanos la vida nos pone a prueba, lo que marca la diferencia es la actitud que se tiene ante los problemas.

Tengo un cuñado que desafortunadamente por una enfermedad congénita a muy corta edad perdió la vista de ambos ojos y quedó ciego. Mis suegros enfrentaron la enfermedad viendo por la mejor opción para su hijo. Acudieron a los médicos que brindaban las mejores alternativas de tratamiento y lograron salvarle la vida. Pero el camino de ahí en adelante no fue fácil, hubo que trasladarse a la Ciudad de México para que pudiera estudiar. Luego decidieron buscar integrar a Hebert a una escuela normal siendo el primer niño ciego integrado, es decir terminó toda su educación  hasta la universidad en escuelas normales. Mi suegra, maestra normalista, apoyada por la familia, vecinos y amigos le preparaba el material para que pudiera estudiar, invirtieron incontables horas con una finalidad que Hebert pudiera ser independiente. Se graduó como Licenciado en Acordeón en la Escuela Nacional de Música de la UNAM. Lo que hizo que todo esto fuera posible fue la actitud de mis suegros, en lugar de lamentarse por la ceguera de su hijo agradecían que tenía vida y buscaron crear la mejor versión de él y lo lograron.

Hebert por su parte ha aprendido a vivir con su discapacidad,  se asume como ciego, no le molesta e incluso se burla de su situación. Es músico profesional y tiene buenas y malas rachas, pero no deja de buscar trabajo, se entrega con pasión a lo que hace y al saber que depende de los demás para poder movilizarse y ser independiente trata muy bien a sus semejantes. Su actitud ante la vida no es sentir lástima por lo que le pasó o buscar excusas por las que podría no trabajar, sino exigirse ser mejor como músico, trabajar con ahínco aportar a su matrimonio y vivir a plenitud ya que está consiente que tuvo una nueva oportunidad.

La mejor manera de crecer en tu empleo y de conservarlo es tener la mejor actitud, estar agradecido de la oportunidad que tienes y brindar el mejor servicio.

Por supuesto el ejemplo de mi familia política plantea una situación muy adversa, pero sirve para ejemplificar como ante grandes problemas la actitud con que los enfrentemos nos ayudará a ver desde una mejor óptica lo que se tenga que enfrentar. Hoy estamos viviendo momentos muy complicados a nivel mundial, muchas personas están perdiendo su trabajo y es increíble ver como hay personas que en lugar de dar lo mejor de sí, de agradecer la oportunidad de contar con un trabajo, de mostrar lo valiosos que son para la organización, deciden tener una mala actitud, no les importa que su empresa se vea afectada por su falta de atención y muestran su peor cara ante el reto más grande que nos han puesto como generación.

Este es un momento que por la pérdida masiva de empleos a nivel mundial va a haber mucho talento disponible. Para los líderes de las organizaciones es una oportunidad de atraer al mejor talento ya que habrá más personas que requieren contratarse que puestos de trabajo disponibles y por ende los que contamos con un puesto debemos cuidarlo, buscar hacer más de lo que nos pagan por hacer, ayudar al resto del equipo para que la compañía salga adelante, dar la milla adicional con la finalidad de darle viabilidad a la empresa, aportar  ideas y buscar soluciones creativas para problemas inéditos.

Para aquellos que no tengan la suerte de conservar su empleo será un momento de reflexionar sobre la importancia de contar con un trabajo. La vida les pondrá diferentes oportunidades puede uno iniciar en una nueva empresa, puede uno aprovechar la coyuntura y emprender, puede uno hacer trabajo free lance en lo que se consigue un empleo fijo, puedo uno reinventarse e iniciar en una nueva industria. La realidad es que se va a cerrar un libro pero uno puede abrir uno nuevo en blanco con muchas hojas por delante para escribir una nueva historia. Para aquellos que van por una nueva oportunidad mi recomendación es trabajen en su actitud, los empleados comprometidos son valiosos y siempre habrá un espacio para ellos en las organizaciones. Uno puede capacitar en conocimientos y herramientas pero la actitud no se puede enseñar, se tiene.

Hoy vivimos un gran reto, démosle la cara con la mejor actitud, sea lo que sea que tengamos por delante, seamos los mejores, demos un servicio excepcional, demostremos que queremos salir adelante y lo mejor llegará.

106 Vistas 4 Vistas hoy

También Puede Ser de Tu Interes...

  • Déjate entrenar, para crecer.Déjate entrenar, para crecer. Todos tenemos áreas de oportunidad en las cuales podemos trabajar,  reconoce tus debilidades y exalta tus virtudes. Muchas […]
  • Frase del día 113 Todo se le puede quitar al ser humano, excepto una cosa, la última de sus libertades, escoger su actitud ante lo que sucede […]
  • Frase del día 1776 Tratar con personas que piensan como tú es fácil y divertido, el reto radica en tratar con personas que sean opuestas a […]
  • Cuando tú lo crees, lo creas.Cuando tú lo crees, lo creas. Muchas veces las cosas van bien pero estás enfocado en aquellas cosas que no están al 100%, enfócate objetivamente en los […]