Crece con tus clientes.

782 Vistas
19 Jun 2017

Cuando captas un nuevo cliente, revisa su potencial de crecimiento, puede ser un cliente chico que con el tiempo se vuelva un cliente importante.

Todas las empresas inician siendo muy pequeñas, las grandes corporaciones mundiales que hoy vemos como sinónimo de éxito en el mercado iniciaron en principio como una idea en la cabeza del emprendedor que decidió llevar a cabo su idea y volverla un negocio. Posteriormente fue creciendo con el paso del tiempo y pasó de un negocio local a un negocio regional, posteriormente logró convertirse en una empresa nacional y al paso de los años se volvió una corporación internacional. Por supuesto no todas las empresas crecen hasta volverse empresas globales, pero atender de manera adecuada a un cliente pequeño puede generar fidelidad y que sigas siendo su proveedor cuando sea una empresa grande.

El trabajar con empresas pequeñas que están iniciando operaciones conlleva un esfuerzo importante por parte de los proveedores ya que  el dinero es escaso, las posibilidades de éxito de estas empresas en mucho tendrán que ver  con mantener costos bajos en lo que logran despegar, por lo que  habrá que ser flexibles y creativos con ellos para adaptarnos a su presupuesto y trabajar muy de cerca para explicarles como nuestro producto o servicio les ayudarán a crecer .

Cuando eres el primer proveedor de una empresa, te comprometes y les ayudas a crecer es probable que logres establecer una relación a largo plazo.

El tiempo que inviertas con estas clientes y tu paciencia para no solo venderles sino ser un consultor en el que pueden confiar y al que pueden acudir cuando tengan dudas, logrará establecer un vínculo que si la empresa crece de manera importante y el dueño es una persona leal a quienes lo apoyaron en sus inicios te permitirá mantenerte como su proveedor y con el crecimiento del cliente, crecer también tu y la empresa a la que representas, es una apuesta a ganar ganar entre las partes.

No todos los negocios que nacen logran fructificar su esfuerzo y subsistir creciendo en el mercado al que se dedican, siempre hay un riesgo que la empresa fracase y te quedes sin ese cliente. Trata siempre de buscar un equilibrio en tus ventas entre empresas ya consolidadas, empresas en crecimiento y empresas de reciente creación, de manera que ese equilibrio te permita apostar a los nuevos sin que sufras por no tener ingresos suficientes por no tener clientes de buen tamaño.

Si apostaste por la empresa adecuada, lograste ver en el emprendedor que inicio su negocio el potencial para convertir su idea en un gran negocio e hiciste equipo con él y sus colaboradores, estarán creciendo de manera conjunta y ambos disfrutarán las mieles del éxito. Aprende a analizar a tus clientes y ver las cualidades que hacen que el dueño de un nuevo negocio lo logre sacar adelante y de esa manera ve sumando empresas con potencial a tu cartera de clientes y crece como vendedor.

Apoya a tus clientes que son empresas de reciente creación para que crezcan juntos y te apoye con recomendaciones que te mantengan creciendo.

 

783 Vistas 1 Vistas hoy

También Puede Ser de Tu Interes...