Misma realidad diferente percepción

105 Vistas
29 Jun 2020

El mismo evento nos afecta a cada persona de diferente manera. Ser empático es entender la visión de las otras personas y aceptar su punto de vista.

Cada persona vemos los eventos que nos suceden desde nuestro particular punto de vista, desde nuestra realidad. La misma cosa nos puede parecer muy diferente, por ejemplo si vemos a un niño correr en el parque una persona puede pensar, que felicidad del niño que contento corre libremente. Por otro lado otra persona puede pensar donde están los irresponsables padres de ese niño que lo dejan correr solo expuesto a que le puedan hacer algo. Es el mismo evento pero se pueden tener dos versiones distintas de lo que se ve.

Como se puede apreciar en el ejemplo anterior a uno le puede parecer que el punto de vista que tenemos de un mismo evento debiera ser un punto de vista universal, quien no se alegraría de ver a un niño correr feliz. Pues resulta que hay personas que piensan de otro modo. Esto cuando sucede en política, en religión puede generar grandes conflictos entre personas, entre países y entre religiosos. No estamos claros que hay muchos puntos de vista sobre el mismo evento y queremos que todo mundo piense igual y ahí surge el conflicto.

Escuchar los puntos de vista de las otras personas sobre los hechos que pasan, te permitirá entender su visión y contrastarla con la tuya. Escuchar diferentes percepciones enrique el conocimiento.

La reflexión sobre el tema del blog me surgió el día de hoy ya que realice un viaje de la Ciudad de México a Lima. Debido a que en este momento no hay vuelos regulares el Consulado de Perú en México se encargó de  apoyarnos para  poder tomar este vuelo y los que viajamos nos organizamos en un chat para poder estar al tanto los unos de los otros. La realidad de la mayoría de las personas que viajaban es que habían ido a México de viaje  y habían cerrado las fronteras en Perú lo que les impidió poder regresar en sus vuelos que tenían comprados de regreso y por lo menos estaban en México desde el 16 de Marzo, es decir más de 3 meses varados.

Las reglas del viaje eran claras, había que estar 4 horas antes del vuelo en el aeropuerto, podíamos llevar una maleta de 23 kilos y arriba un equipaje de mano pequeño de 10 kilos. Al llegar a Lima nos trasladaría aun hotel y ahí deberíamos de permanecer 14 días en cuarentena y posteriormente a nuestras casas. El punto es que ya llegando a Lima y estando en el hotel nos hicieron la prueba rápida de Covid y al cuarto nos dejaron ir a casa a terminar la cuarentena. A mí me pareció maravilloso poder estar en mi casa y no en un cuarto de hotel, me imaginé que todos estarían felices y listos para salir corriendo.

La realidad es que hay personas de provincia que no quieren salir del hotel ya que no pueden irse a las provincias donde viven porque no hay vuelos ni  tampoco hay transporte para ir y venir de diferentes ciudades. A estas personas sacarlas del hotel significa que tendrán que sufragar con sus recursos los gastos hasta el 1 de Julio que se prevé inicie la posibilidad de viajar. La misma realidad nos pega de manera diferente. Verlo desde mi perspectiva es muy fácil, pero verlo desde otra perspectiva diferente a la mía le da otra dimensión. Así esta pandemia nos sigue enseñando lecciones.

La mejor manera de respetar a nuestros semejantes es escucharlos, así entenderemos porque piensan de cierta manera.

106 Vistas 1 Vistas hoy

También Puede Ser de Tu Interes...

  • Época Navideña.Época Navideña. La magia de la navidad es poder reunir a la familia y compartir un momento de paz con la gente que más queremos. El fin de año […]
  • Lecciones del caso United.Lecciones del caso United. Hay cosas que tienes el derecho de hacer, pero que no es correcto hacerlas. Pon al cliente siempre en la mejor posición […]
  • Delta Airlines, 2 enfoques a un mismo problema.Delta Airlines, 2 enfoques a un mismo problema. Cuando tienes una queja que atender de un cliente de tu empresa, busca la mejor opción en función a sus necesidades. El fin de […]
  • Aprende a escuchar. Aprende a escuchar. En ocasiones hablamos tanto que no escuchamos al prospecto cuando está listo para el cierre de la venta. Presentar un producto […]