El dolor bueno y el dolor malo

350 Vistas
08 Abr 2018

Hay un dicho en deportes que reza si no hay dolor no estas ganando, aprende a diferenciar entre el dolor de un buen entrenamiento y cuando te estás lastimando.

Cuando uno va al gimnasio es posible encontrar en las paredes un poster que diga “no pain no gain” (si no hay dolor no hay ganancia) es cierto que cuando uno arranca un nuevo programa de ejercicios o bien hace ejercicios nuevos que no hace de manera cotidiana el cuerpo va a doler, es el ácido láctico que nos ayuda a decir cuando el cuerpo se está esforzando y que ese umbral de dolor va a ir creciendo conforme tengamos mejor condición física.

Por otro lado, si nos lesionamos vamos a sentir otro tipo de dolor, ese dolor que no te permite seguir, ese dolor que estas claro no se va a dejar de sentir con el paso de los días es el dolor de haberte lastimado. Muchas personas van por la vida  persiguiendo el dolor, dentro de su mentalidad tienen la idea de que el triunfo duele, que lograr los objetivos conlleva dolor, pero hay que cuidar que en la búsqueda de subir peldaños en lugar de sentir el dolor del esfuerzo nos estemos lastimando.

Cuando te sientes cómodo, no estas dando tu mejor esfuerzo, crecer en cualquier área de la vida conlleva incomodidad, pero no debes llegar al punto de lastimarte.

La vida nos plantea muchos retos, de hecho nuestra vida no nos define por uno solo de los roles que jugamos, tenemos roles familiares somos hijos, cónyuges, padres, abuelos, etc. Tenemos roles laborales somos subordinados, somos jefes, somos compañeros. Tenemos roles sociales podemos pertenecer a algún club, a alguna iglesia, a alguna comunidad, etc. Mientas más roles  tenemos más complicado es  lograr un equilibrio en el que podamos estar bien en todos los aspectos, en ocasiones nos esforzamos tanto que nos hacemos daño, es correcto hacer un esfuerzo por crecer e ir  ampliando nuestras posibilidades como seres humanos de jugar varios roles, pero debemos ser cautos de que al crecer no nos causemos daño.

Hay que buscar crecer y exigirnos como seres humanos hasta el punto en que la incomodidad que sentimos por la falta de sueño por el tiempo que debemos dedicar para ver todos los roles que estamos jugando no nos haga daño, buscar crecer de manera disciplinada  para buscar conforme pasa el tiempo ser  seres humanos más completos, ser exitosos en los diferentes roles que jugamos.

Pero debemos ser cautos para que  conforme vayamos creciendo no nos hagamos daño, que conforme crecemos encontremos el tiempo para poder desarrollar los roles que nos  hemos decidido a seguir y si notas que estas fallando en un rol importante como puede ser tu pareja, tus hijos o tu trabajo busca dedicar menos tiempo a roles que pudieran ser menos trascendentales. Esfuérzate, esto quiere decir que es correcto que estés incómodo que  tengas que dedicar tiempo, pero no te lastimes ni a ti ni lo que más importa en tu vida.

Tenemos la capacidad de hacer muchas cosas a la vez, hay que encontrar la forma de desarrollarnos exigiéndonos pero sin hacernos daño.

351 Vistas 1 Vistas hoy

También Puede Ser de Tu Interes...